661 08 61 01
info@casasruralesdonalibrada.com

Alquiler de Alojamientos Rurales en Campofrío (Huelva)
Reservas: 661 08 61 01 | info@casasruralesdonalibrada.com

Historia

Historia de Campofrío

Las primeras citas históricas del pueblo datan de la Baja Edad Media, exactamente de los años 1401 y 1411, en las que se hace referencia a esta aldea, entonces de Aracena, de la que se segregó como villa mediante Real Privilegio del Monarca Fernando IV, el 5 de abril de 1753, teniendo una iglesia vicarial dependiente de la metrópolis desde el siglo XIX.

De sus orígenes hablan antiguos yacimientos arqueológicos; hallados en el término municipal destacan las hachas de sílex, los copiosos escoriales correspondientes a la segunda Edad de Bronce y otros depósitos posteriores a ella, procedentes de explotaciones más perfectas y, al ser zona de minas, los restos de calzadas romanas que unían la región con el centro urbano de Mérida. Así, el conocido como ‘Puente Viejo’, de origen romano, salvaba el río Odiel en su curso alto y está enclavado en la misma línea del antiguo trazado que enlazaba Urium (las minas de Riotinto) con Mérida.

En cuanto a sus construcciones históricas más destacables, existen dos maravillosas obras del siglo XVIII. La primera de ellas, es la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, construida por Antonio Buisson sobre los restos de una anterior entre 1785 y 1791, completamente rehabilitada, con estilo tardobarroco a finales del siglo XVIII. Su construcción se ultimó en 1791. Ésta alberga en su interior la ‘capilla mayor’ de la antigua iglesia, que desempeña el oficio de una sacristía.El otro edificio de la época es la plaza de toros, Construida en los años 1716 al 1718. Inaugurada en 1718, es considerada la más antigua de España con documentación que lo acredita. Se reinauguró en 1977 con novillos de San Patricio que fueron estoqueados por Litri, Antonio Borrero Chamaco y Niño de la Isla. Fue construido por entero con materiales no efímeros. Su forma regular, su eje perfecto y el pequeño cuerpo de plataformas y del corral anexo, le confiere una imagen dieciochesca.

Encrucijada de tortuosos caminos, que hoy disfrutan los senderistas, aún conserva la Picota donde se exponían los malhechores a público escarnio en lo alto del Puerto de la Sierra de la Picota, monumento, sobre un antiguo mojón de señalización de calzada romana, hoy conocido como Cruz de los Dolores. No olviden la Necrópolis Romana del Risco del Tesoro, edificio muy importante.